Información y reservas en su Agencia de Viajes

Imagine un país con un paisaje impresionante, el aire increíblemente fresco, una cultura ancestral y con buenas infraestructuras…

Las Islas Feroe son el país desconocido en medio del Océano Atlántico Norte que este verano se encuentra a tan sólo 3 horas y media con el nuevo vuelo directo semanal desde Barcelona.

Desconocidas porque en la mayoría de los mapas apenas están marcadas por dos o tres pequeños puntos no visibles a simple vista. Sí, las Islas Feroe son pequeñas y se encuentra en el medio de la nada. Pero la pequeñez es en realidad una ventaja, ya que permite disfrutar de una gran cantidad de experiencias en un período relativamente corto de tiempo.

Las mejores islas del mundo
Las Islas Feroe se describen a menudo como la joya desconocida en el Atlántico Norte. En 2007 la revista de viajes estadounidense National Geographic Traveler convocó a más de 500 expertos en viajes para participar en una encuesta para encontrar la mejor comunidad insular del mundo. La encuesta se basó en la integridad del lugar y en qué lo hace un destino único. 111 islas diferentes fueron clasificadas y las Islas Feroe encabezaron la lista como el primer destino insular en el mundo. National Geographic Traveler concluyó que las Islas Feroe son auténticas, de naturaleza virgen y con altas probabilidades de seguir siéndolo. Cuando la National Geographic Traveler votaron las Islas Feroe el mejor destino de islas en el mundo, fue precisamente porque las islas son una joya en bruto fuera de la corriente principal del turismo internacional.

Las Islas Feroe se caracterizan por un aire increíblemente fresco y limpio, una hierba verde que incluso crece en los tejados de las casas, los paisajes espectaculares con empinadas montañas, fiordos, una rica avifauna, pueblos acogedores con casas de colores y una agua pura … un país donde las vistas son siempre de una belleza impresionante.

Una tierra de contrastes
Las Islas Feroe son en muchos sentidos una tierra de contrastes. A parte del evidente contraste entre la Europa continental y las 18 islas en medio del océano que componen su territorio, su población de tan sólo 50.000 personas conforma una sociedad moderna que a la vez mantiene un estrecho vínculo con sus raíces y tradiciones. También está el contraste entre el ambiente que se vive en la capital Tórshavn (la capital más pequeña del mundo) y la vida que llevaban en los pueblos de los alrededores.

La capital más pequeña del mundo
Tórshavn puede ser la capital más pequeña del mundo, pero ofrece hoteles de 4 estrellas, excelentes restaurantes que sirven comida a base de productos locales como pescado, cordero, aves y mariscos, una rica agenda cultural, con conciertos de música en directo en todas las islas y tiendas de diseño que venden productos tradicionales arraigados en Feroe con tejidos de diseñadores locales de renombre internacional.

Conducir por las Islas
Las Islas Feroe disponen de una infraestructura bien desarrollada, con buenas conexiones por carretera, túneles submarinos y puentes que unen las principales islas, así como servicio de helicópteros y ferry que sirven a las islas más alejadas. Esto hace que sea fácil para los visitantes acceder a todas partes y experimentar el contraste entre la capital y los pueblos del exterior, donde en las islas pequeñas y poco habitadas la gente todavía vive de la tierra.

Observación de aves
Las Islas son un paraíso para los amantes de los pájaros, especialmente la isla de Mykines – al Oeste del archipiélago - con miles de frailecillos, alcatraces, araos y otras aves marinas. Es posible aproximarse a sus nidos ya sea con las barcas que hacen excursiones bajo los majestuosos acantilados o caminando por los senderos superiores. Alrededor de 300 especies de aves han sido registradas en las Islas Feroe, de las que sólo unas 100 son migradoras regulares o aves reproductoras. Esto significa que alrededor de 200 especies raramente migran.

Senderismo
Ir de excursión a través de los hermosos y sobre todo espectaculares paisajes, disfrutando de la tranquilidad a la vez que respirando el aire fresco del lugar es un regalo para los amantes del senderismo. No se requieren grandes desplazamientos para experimentar la extraordinaria naturaleza de las islas y conocer por el camino lugares relacionados con la historia y las tradiciones de las Islas Feroe.

Caminando se puede tener una idea de cómo vivían los antepasados,  encontrando casas de piedra, casas barco, cercas, viejos cobertizos de ovejas y Fransatoftir (ruinas francesas), que son los restos de pequeñas casas donde la gente buscaba refugio de piratas en los viejos tiempos. Muchas aves se crían en los campos abiertos, y se pueden ver ostreros (el pájaro nacional de las Islas Feroe), chorlitos dorados y otros pájaros del lugar.

Las Islas Feroe tienen un gran número de caminos rurales, antaño las antiguas vías de comunicación entre los pueblos. Antes de que las carreteras fueran construidas los pobladores iban a pie entre los diferentes pueblos para reunirse, vender y comprar productos y celebrar los actos religiosos: bautizos, bodas y funerales. Estos antiguos caminos están marcados con mojones, por lo que los excursionistas no se pierden.

Nuestra selección de viajes a las Islas Feroe:

Islas Feroe a su aire desde 735 euros
Avión + 7 días Alquiler de coche

Islas Feroe en Libertad desde 1.339 euros
Avión + 7 días Alquiler de coche + 7 noches AD en hotel de Tórshavn

Descubriendo las Feroe · Autotour Clásico desde 1.368 euros
Avión + 7 días Alquiler de coche + 7 noches AD en hoteles por las islas